diumenge, 20 de gener de 2013

José Ángel Valente

De tant en tant necessito fer les paus amb la llengua castellana.
Rebem tantes agressions expresades en aquesta llengua que, si
no hi faig net regularment, se m'associa la llengua als agressors. 
Tiro molt sovint d'en José Ángel Valente, que te un efecte instantani
i força durador. Alguns ciutadans ni són dignes ni es mereixen
tenir una llengua com l'espanyola. És clar que d'altres tampoc no es
mereixen la catalana. De fet, hi ha ciutadans que no
són dignes ni de tenir llengua.
La que sigui.


XXXVI

Y todo lo que existe en esta hora
de absoluto fulgor
se abrasa, arde
contigo,cuerpo,
en la incendiada boca de la noche.


Sólo el amor

Cuando el amor es gesto del amor y queda
vacío un signo sólo.
Cuando está el leño en el hogar,
mas no la llama viva.
Cuando es el rito más que el hombre.
Cuando acaso empezamos
a repetir palabras que no pueden
conjurar lo perdido.


Cuando tú y yo estamos frente a frente
y una extensión desierta nos separa.
Cuando la noche cae.
Cuando nos damos
desesperadamente a la esperanza
de que sólo el amor
abra tus labios a la luz del día.




Toda la noche me alumbres...

(La il·lustració que acompanya aquí)

Toda la noche me alumbres
redonda en el silencio.
Toda la noche, luna,
alúmbresme en el cielo.


Toda la noche me alumbres,
escudo de mi pecho,
escudo de verdad
firme en el cielo negro.


Toda la noche me alumbres
desnudo contra el sueño:
con la luz que reluces
hazme más verdadero.
Con la luz que reluces
toda la noche me alumbres.





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada